LA MACHINE DE LA VIE

Unconditional love

A dog doesnt care if you are

good looking or scary ugly

fat or skinny

white, black, yellow or any color

dumb or smart

successfull or struggling

gay or straight

rich or poor

men, woman or confused

cool or nerd

honest or a liar

shallow or heavy thinker

jew, catholic or atheist

a dog will always love you

no matter what

never judge you, never leave you

even when you make the wrong desitions

even when you don´t feed him/her

even when you dont deserved

and you may think, but is just a dog

but still, this simple animal

can give for grounded 

to us, advanced and fancy animals

the kind of inconditional love

we hope and wish to find all entire life

the utopical love that humans can only dream for

so be thankful

Daniela Dix

El color de tus tacones

No es el rojo de tus labios

ni la redondees de tus pechos,

no son los vellos excitados de tu nuca

que descubres al recoger tu pelo

ni tu vagina entreabierta tupida de hilos negros

es el color de tus tacones lo que feminiza tu sexo

Su vestir es reservado, no suele mostrar sus piernas ni su escote, sin embargo sus tacones son provocadores, altos, de colores llamativos; recuerdo vívidamente las zapatillas moradas de tacón plateado. Me cautivan los movimientos de sus manos, la manera como acomoda su cabello, su sentar, su sutil feminidad; la miro con atención cuando habla, me fascina escucharla descubrir en ella ideas nuevas, porque lo único peor que un hombre estúpido es una mujer estúpida.

- Dedicada a mi compañera del taller de literatura, la única razón por la que regresaba a esa clase, para sentarme detrás de ella, y esperar verla entrar con los tacones seleccionados para ese día. -

Daniela Dix

Simón dice

Yo uso la siguiente clasificación en las películas que me parece comprensible por asociación, mas que la de las estrellitas que se siente abstracta y desconectada.

1. NI SIQUIERA IRÍA AL CINE A VER ESTA PELÍCULA

Esta acción puede parecer prejuiciosa y básicamente lo es; actualmente se han realizado tantas películas que es imposible verlas todas por lo que es necesario tener un criterio selectivo. Entre las que evito por default son las siguientes.

1. Fantasía Ridícula, tipo Harry Potter, El señor de los anillos, Narnia etc.

2. Acción Sin sentido, tipo Rapido y furioso, Duro de matar, XXX (la película no el genero) etc.

3. Las mil y una vez de la segunda guerra mundial y otras tantas guerras, tipo Rescatando al soldado ryan, La caída del halcón negro, La delgada linea roja, etc.

4. Los gringos salvando al mundo, tipo Amargedon, El día después de mañana, 2012 etc.

5. El terror esta en todos lados, tipo El aro, El títere, Agua turbia etc.

6. Caca Cara Epica, tipo Troya, Ben Hur, Corazón valiente, Gladiador, etc.

7. Los gringos, sus estereotipos y su humor tonto, tipo American pay, Legalmente rubia, Norbit etc.

8. Animales que no saben lo que hacen, tipo Un chihuahua en beverly hills, Beethoven, Mira quien habla etc.

9. La formula eterna de la comedia romántica, tipo Un ángel enamorado, Como perder a un tipo en 10 días, 27 vestidos etc.

10. Caricaturas, animaciones, o como les quieran llamar, no creo que haya falta decir el tipo, y estas a diferencia de las demás no creo que sean malas, si no que por alguna razón nunca me llamaron la atención, simplemente puedo decir que en mi infancia no me impacto ni me conmovió  ver El rey león.

2. ME SALÍ DEL CINE

Cuando una película parece que va a ofrecer algo y resulta ser una una pérdida de tiempo.

3. TERMINE DE VERLA PERO MEJOR ME HUBIERA SALIDO

Esto pasa principalmente cuando las películas no van tan mal pero tienen un terrible final.

4. NO ESTUVO MAL PERO NO LA VOLVERÍA A VER

Películas que son entretenidas, pero no llegan mas allá, seguramente muchas de esta no las recordaras, o se te confundirá con otras diez películas del tipo.

5. BUENA, PERO ALGO FALTO

Aquellas películas que puedes admirar en diferentes sentidos, que seguramente recordaras, pero con las que por alguna razón no logras tener una conexión.

6. DENTRO DE MI BIBLIOTECA PERSONAL

Las películas que se convierten en tus favoritas, que puedes ver una y otra vez, hasta conocer los diálogos de memoria.

Los tres aspectos que para mí son fundamentales de una película

Que sea memorable, no solo una película si no en cualquier aspecto de la vida lo que recuerdas tiene un valor; la memoria no tiene capacidad para todo, así que solo guarda ciertas cosas; si una película logra quedarse en ti, porque la razón que sea, un susto, el impacto de una imagen, la frase del dialogo, eso es de reconocerse.

Que logre una conexión, quiero decir que te produzca una emoción, que te identifiques, y no hablo de que te haga llorar, solo sentir algo.

Que te mantenga atrapado; no hay nada peor que una película que te duerme, que te aburre tanto que piensas “como quisiera que se acabe ya”, o que es tan sosa que te comienzas a acordar de que tiene que ir a comprar pasta de dientes.

Daniela Dix

El tren del deseo

Cinco de la mañana, me levanto sonámbulo de mi tibia cama hasta llegar al baño, mi departamento aun esta oscuro, miro por detrás de la cortina, conos iluminados de luz recalcan sobre la baqueta debajo del alumbrado, tomo un café oscuro y un pan tostado, mi cafetera se destila gota a gota con precisión y ritmo, yo la observo sereno, hipnotizado, me dispongo a salir, recorro la acera frente a mi departamento, desde aquí puedo ver mi ventana, y casi puedo sentir la desolación que contiene detrás de los cristales, ahí esta el hombre que camina a su perro todos las mañanas, excepto los martes, y no tardara en pasar el joven de la bicicleta azul.

Me dirijo hacia la estación Sant Boi, suele verse poca gente sobre las calles a esta hora, se resiente el frió, pero disfruto mi recorrido, imagino que la ciudad es mía, porque parecería por soplos que soy el único que la transito, los edificios que como firmes guardias permanecen parados al terminar la banqueta se ven diferentes, como si también estuvieran dormidos, son un lienzo gris bajo la penumbra que se interrumpe por vanos encendidos, en su interior sujetos que ansían regresar a dormir se preparan para partir a sus actividades diarias, recuerdo lo difícil que es levantarse de la cama cuando no hay nada que valga la pena hacer; ya en la estación espero el tren hacia Idelfons.

Al abordar reconozco a muchos de sus ocupantes, pasan treinta y seis minutos, a veces treinta y nueve y se que he llegado, me bajo y me siento en un banca alrededor de diez minutos, entonces, aparece ella, resplandeciente, tan puntual como siempre, tremendamente arreglada para su día de trabajo, con su vestido del día de hoy jueves, se sienta en una banca frente a mi, cruza sus largas piernas y lee un libro, parece haber terminado el anterior y puedo leer entre sus dedos que ha escogido a Albert Camus como su siguiente compañero de travesía.

Permanece ahí, ignorando completamente mi presencia, yo la observo durante cuatro minutos, pasmado con su imponencia, mientras ella espera, a sido solo una la ocasión en que mi mirada la a inquietado, y que levantando sus ojos sobre su libro a conducido su vista hacia mi; y fue hace dieciséis días que la banca frente a mi se encontró tan sucia que le fue inadmisible sentarse y para mi desgracia mi lado izquierdo se encontraba vació, se sentó a mi lado, justo junto a mi, tan junto que pude conocer el olor de su perfume, tan junto que al pararse su pierna rozó mi muslo, y una parvada de aves levantaron el vuelo dentro de mi estomago, y se me llenaron de sangre las mejillas; y me fue imposible obsérvala, me resigne a atender el ritmo de su respiración, y sufrí, mis manos sudaron tanto que los encabezados de mi periódico desaparecieron parcialmente, mi corazón corría como un animal que había sido desamarrado después de haber sido por mucho tiempo cautivo.

Mi trabajo en la oficina comienza mucho despues, pero para mí el día comienza al verla a ella, ya es casi un año el que llevo levantándome a las cinco; después de aquella vez en que me equivoque de tren rumbo a mi cita con el medico y entre mi desesperación e incertidumbre, la vi, y me sentí tranquilo, como nunca me he sentido, ni siquiera con una botella completa de vino tinto, estaba incrédulo ante su perfección, y me quede sentado, absorto, no me importo llegar al medico para saber a que se debían aquellas migrañas que llevaba experimentando desde hace un mes y que a partir de esa día nunca volví a tener.

Reconozco que parece un ejercicio de demencia, pero yo no soy un loco, quien podría atreverse a juzgarme de tal manera, loco aquel que pasa la vida sin ningún sentido, sin ninguna pasión, y eso es ella para mi, es simplemente ella quien da sentido a mi vida absurda, la vida no resulta lo que uno espera, es complicada, mas de lo que se acepta; muchos forman una familia, otros trabajan incansables para comprar carros y casas, algunos buscan la sabiduría, otros amasan fortunas imposibles de gastar en tres vidas, otros buscan poder, fama, reconocimiento, y sobresalir entre los demás, otros dicen haber encontrado a dios en su vida, yo, yo la encontré a ella.

Días enteros he pasado pensando lo que le diré la mañana siguiente, planeando como comenzare una conversación espontánea, informándome y enumerando los temas sobre los que le hablare, ensayando los comentarios hilarantes con los que descubriré su risa, especulando sobre el tono de su voz, armando la historia que le relatare sobre como he sido su devoto incondicional, incluso he leído a la par el libro que ella ha escogido, debe ser un excelente tema de conversación si lo demás falla, pero es solo un engaño, porque se cabalmente que no tengo el propósito de conocerla, y de que todo eso que ignoro tenga respuesta.

Si la conociera me daría cuenta de lo ordinaria que es, la amaría en un principio pero pasado el tiempo la encontraría aburrida, y entonces distinguiría sus defectos, que comenzarían a emerger ante mis ojos incrédulos como cadáveres en un río, eventualmente todo en ella comenzaría a molestarme, quizá se muerde las uñas o al hablar pronuncia mal algunas palabras, quizá el sexo sea decepcionante, quizá su platica sea aburrida, y me lleve a pensar que no es inteligente, que no me merece, y finalmente la aborrecería, su belleza se vería demeritada, desmerecida y huirá de mis ojos, me parecería una burla de la naturaleza; pero nada de eso pasara, no permitiré que pase, porque nunca me acercare.

Y es que no puedo regresar a mi vida anterior, no puedo perderla, la necesito intacta.

Daniela Dix